Reynal a la derecha en la foto

El presente y el futuro cercano de la Aerolínea de Bandera, es y seria con cambios de nombres importantes. A la llegada de Luis Malvido como Presidente, le seguiría un cambio en la Gerencia General. Abott Reynal  transita por zona de turbulencia.

Mientras lo que anticipamos desde este medio en una entrevista a Mario Dell´Acqua https://www.youtube.com/watch?v=-TLC16l42UY   sobre la continuidad de las ayudas estatales para Aerolíneas Argentinas y Austral, por el aumento del precio de combustible  hace dos meses atrás ,  ahora se refleja como tema importante desde medios masivos de comunicación https://www.clarin.com/economia/economia/aerolineas-argentinas-recibira-subsidios-promete-avanzar-propio-ajuste_0_r1Cfm-ZBQ.html  al producirse la llegada de Luis Maldivo como nuevo Presidente del Grupo Aerolíneas Austral.

Este nuevo escenario tiene un lado B, y el mismo se manifiesta en la lectura política de la foto publicada por ámbito financiero  http://www.ambito.com/929488-aerolineas-argentinas-tras-los-festejos-llega-la-etapa-del-ajuste  donde Mario Dell Acqua, saliente Presidente de ARSA, Luis Maldivo, futuro Presidente y Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte, en una intensa reunión sobre  el futuro de la empresa, dejaron fuera de la oficina más importante de Aerolíneas al Gerente General, Abott Reynal.

Nunca hubo amor entre Dell Acqua y Reynal. El primero con una gran fluidez en su vínculo con Dietrich, viene conviviendo con el ladero de Gustavo Lopetegui en ARSA Abott Reynal, pero nada más que eso.

Cuestión que tras la pérdida de peso específico, de imput dentro del gabinete nacional, por parte de Lopetegui, la influencia, la facultad de ejecutar por parte de Reynal en ARSA decae y pierde altura, a punto tal que comenzaron a escucharse rumores de recambio.

Sin nombre ni fecha,  la Gerencia General de la empresa de Bandera quedaría vacante.  Abott Reynal, que profundizo o genero una interna en la cúpula de ARSA al asumir su cargo actual, también se caracterizó por ser un hombre con nula llegada a los trabajadores de la empresa quienes hasta ahora jamás tuvieron motivos para manifestar empatía con el alto, flaco y  frio Gerente General del Grupo Aerolíneas, que tendría un destino alternativo para los próximos meses.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *