El vuelo entre Milán y Bari, inicio este viernes las operaciones de Ita Airways la nueva aerolínea italiana de bandera tras el cierre de la histórica Alitalia tras 74 años en servicio, en medio de protestas gremiales por despidos de personal.

La nueva empresa, de propiedad estatal a través del ministerio de Desarrollo Económico, conservará el logo histórico de Alitalia tras haber pagado 90 millones de euros en la noche del jueves, aunque los nuevos aviones serán azules con el nuevo nombre en blanco, rojo y verde, los colores de la bandera italiana.

Según Lazzereini, “el plan industrial de Ita contempla tres objetivos principales: primero la rentabilidad, y sobre esto hay una inmensa discontinuidad con respecto al pasado; sustentabilidad, que declinamos en tres partes, económica, ambiental y social; y conectividad”.

Alitalia, que fue disuelta tras un largo período de salvatajes que le insumieron al Estado italiano unos 13.000 millones de euros, había sido fundada el 5 de mayo de 1947 y culminó sus operaciones el jueves pasado con un vuelo entre Cagliari y Roma.

Alitalia fue también la encargada de transportar a todos los Papas desde Roma a otros países del mundo desde 1964, cuando Pablo VI fue a Tierra Santa hasta la reciente visita de Francisco a Budapest y Eslovaquia.

La nueva  compañía atenderá inicialmente  45 destinos, 61 rutas que ascenderán a 74 destinos y 89 rutas para el año 2025.

Así despedimos a Alitalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *