Vos que viajaste por primera vez en avión mientras Guillermo Dietrich fue Ministro de Transporte y Mauricio Macri Presidente de la Republica, no tenías por qué saberlo, solo te quedaba disfrutar de la oportunidad que te ofrecían a precios muy bajos y listo.

Ahora, sucedió que mientras vos con todo el derecho del mudo vivías algo inolvidable, el sistema aeronáutico argentino era desfinanciado. La revolución de los aviones además de alcanzar record de pasajeros transportados, batió el record de empresas aéreas nacionales desfinanciadas y endeudadas.

¿Cómo sucedió? Muy sencillo de contar. Abrieron el mercado doméstico sin ninguna regulación y cuando la primer low cost comenzó a volar se modificó el sistema tarifario para que un pasaje de avión costara menos que el valor del costo operativo por pasajero transportado. Vender por debajo del  costo para romper el mercado, DUMPING

La punta de lanza de esa mega guerra de tarifas fue Flybondi a la que debieron seguir, Avianca, LATAM Arg, Andes y Aerolíneas Argentinas/Austral. En ese esquema era imposible alcanzar record de pasajeros transportados sin el poder operativo del Grupo Aéreo de Bandera, con lo cual en la primera etapa de esa política predatoria, por poder de fuego ARSA gano frente a sus competidores locales mientras se endeudaba. O mejor dicho la endeudaban. Comparto mi participación en julio de 2019 en C5N tras una fuerte protesta de aeronáuticos en aeroparque

Todo estaba en peligro. Video de Julio 2019

Si bien LATAM ARG con pérdidas y ajuste iba sobreviviendo, detono en 2018 al desregularse la tarifa y al comenzar a competir con Norwegian desde aeroparque que le quito pasajeros por servicio y por precio.

Quienes se plantaron frente a esto y alzaron la voz fueron los gremios del frente #SindicatosAeronaticosUnidos y los trabajadores, quienes no solo defendieron los puestos de trabajo. Denunciaron y padecieron el desfinanciamiento del sistema.

Me vienen a la memoria historias de empleados de Andes que por no cobrar sus salarios, hacían y vendían empanadas para llegar a fin de mes, o los de Avianca, que se vieron forzados a subirse a sus autos y hacer uber para poder tapar la olla.

La cúpula de LATAM ARG con Rosario Altgelt a la cabeza nunca se plantó frente al fracasado Ministro, eligió apuntar contra los trabajadores y los sindicatos para hacerlos responsables del  desastre.

Casi siempre se apunta contra los sindicatos tradicionales. Es más los nuevos sindicatos, los de las líneas aéreas low cost serían la solución a los eternos problemas. Tampoco se cumplió esa premisa macrista. Ninguna empresa aérea aun con prácticas abusivas y de flexibilización laboral estuvo a salvo del POPULISMO AERONAUTICO implementado en los últimos cuatro años. Las nuevas víctimas son las 1700 familias de LATAM ARG

El convid-19 un drama mundial pero en este caso se parece bastante a una excusa.

Comentarios

  1. Muy claro y exacto tu explicacion , aunque faltan mas causas que agrabaron el tema, por ejemplo el ingreso de Jetsmart con mas espaldas y la misma política de precios muy bajos, y muchos temas mas !!

  2. La verdad q como siempre la simplificación del problema es casi infantil. La inclusión de las Low cost en nuestro mercado es un hecho q ha sucedido en todo el mundo incluyendo los países latinoamericanos. Esto produce varios efectos. El principal la baja del costo del pasaje y como resultado el aumento de la cantidad de pasajeros. Por supuesto q las estructuras tradicionales deben cambiar para poder adaptarse a estas nuevas reglas. Acá es donde el famoso frente aeronáutico pasó de ser el protector de los trabajadores a su destructor. La política planteada por el frente no solo evitó conseguir nuevos puestos de trabajo si no que hoy logró destruir 1715. Condiciones laborales solo para un selecto grupo de trabajadores de la empresa estatal a la cual acceden solo los amigos. Y menor oferta de pasajes, precios para los pasajeros. Gracias gremios aeronáuticos.

  3. Estimado Cristian, fuera de tu juicio de valor sobre lo infantil de un artículo, me parece que tu argumento no tiene ninguna solidez.
    En Colombia, se da el caso totalmente opuesto al que planteas como el terror de las empresas. Ellos no tienen un convenio que les asegure calidad de vida por su trabajo, sus salarios no son elevados (los argentinos son aún más bajos en moneda dura), su precarización laboral esta garantizada por un gobierno que juega desembozadamente para las empresas, dejando desprotegidos a los trabajadores en sus condiciones laborales; en fin, todo lo que parece que disfrutarías.
    Sin embargo LATAM COLOMBIA, cesó sus operaciones antes que la filial argentina, la cual vienen desfinanciando desde hace años.
    Para ser tan obstinado en este tipo de visión, me parece que no entendiste las condiciones reales que existían cuando te regalaban el pasaje y las consecuencias que tendrían en el mercado argentino y para quienes lo utilizan y trabajan en el.
    Por otro lado, el resto de los juicios de valor que conlleva tu comentario, ya te ubican claramente desde el lugar que emitís tu opinión, que desde ya , tampoco es muy sólido que digamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *