Tomas Insausti, IZQ. Osvaldo Giannini, DERECHA

Tomas Insausti y Mario Dell Acqua acordaron comisionar a un piloto de Austral, quien cobró viáticaos por volar al Dakar 2018 con una aeronave de ANAC. Insausti utilizó esa aeronave para sumar horas de vuelo en su instrucción cuando debe fiscalizar. Austral cedió a un profesional afectado a la gerencia de seguridad operacional.

Fue casi instantáneo, a solo días de haber asumido como Administrador Nacional de Aviación Civil, Tomas Insausti permitió que el piloto de Austral Osvaldo Giannini volara para el organismo que preside cobrando adicionales que no corresponde pagar porque los paga Austral. A todo esto el titular de ANAC, segùn fuentes aeronáuticas, sumó horas de vuelo en su formación como piloto cuanto debió controlar y fiscalizar. Pero cayo en el abuso utilizando  fondos públicos del organismo para pagar lo que estaba pagando Austral

Ver el Rally Dakar desde el aire debe ser maravilloso e inolvidable, pero hay gente afectada a esa experiencia, aquí se permitió que Giannini cobrara viáticos y adicionales de Anac, y de Austral al mismo tiempo, mientras que según las fuentes consultadas, se asegura que Insanuti y Dell Acua, Presidente del Grupo Aeroíneas, tienen al piloto como asesor.

Para sumar otra irregularidad al escándalo con la decisión de comisionar a Giannini para que preste servicios en ANAC, Austral dejo vacante un puesto en la Gerencia de Seguridad Operacional que el piloto cubría, provocando además un desorden evitable en la programación de pilotos afectados a la operación de la empresa integrante del Grupo Aerolíneas.

Gastos de ANAC

Mientras con toda lógica desde ANAC y Aerolíneas Argentinas/Austral, se dice que se busca la eficiencia el uso racional de los recursos económicos y humanos, los hechos muestran que lejos de conseguir ese objetivo, con este tipo de decisiones se comenzó a recorrer el camino inverso en beneficio de unos pocos.

Nada se soluciona dejando vacante un puesto en la Gerencia de Seguridad Operacional de Austral y tampoco se genera trabajo en ANAC al comisionar un piloto del Grupo Aerolíneas. Al contrario, se flexibiliza la actividad, se pierde seriedad y profesionalismo. En lugar de controlar y fiscalizar desde la máxima autoridad aeronáutica del país se degrada la actividad.

Es imprescindible contar con una ANAC más eficiente y que dé el ejemplo desde sus máximos directivos. Es imprescindible también que el Grupo Aerolíneas continúe garantizando desde el Estado la eficiencia y conectividad alcanzada pero erradicando estas prácticas irregulares.

Carpa Dakar

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *