Perros, gatos, aves domésticas, conejos y hasta ponis han viajado en las cabinas de los aviones en los últimos años como animales de apoyo emocional.En tanto “Dexter” un pavo real no pudo subir a un avión por “no cumplír con lineamientos por numerosas razones, entre estas el peso y el tamaño”.

El pasado domingo United Airlines rechazó la entrada a la pasajera y mascota porque el ave no cumplía los parámetros de peso y tamaño. Se supo que la pasajera había pagado el billete de su particular mascota, a la que adoptó y con la que convive, además de con dos gatos. El hecho quedó retratado en las redes por los cientos de curiosos que se preguntaban qué demonios hacía un pavo real en un aeropuerto.

El pavo real se llama Dexter, y se ha vuelto famoso en las redes sociales anglosajonas los últimos días, después de que le prohibieran subir a un avión en el aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey (EEUU). Pero él ya estaba en las redes antes de todo esto, como protagonista de un perfil de Instagram en el que relata su día a día. “Esta fantástica foto me la hicieron en el aeropuerto de Newark, donde pasé seis horas intentando coger un vuelo a Los Angeles. ¡Mañana, mis amigos humanos me llevarán en coche a la otra punta del país!”, reza una de sus últimas publicaciones. Dexter es un pavo real, pero uno muy especial. Su ama, la artista conceptual de Brooklyn Ventiko lo tiene como compañero de andanzas y como “animal de apoyo emocional”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *