Cada 31 de mayo se celebra el Día Internacional del Auxiliar de Vuelo en homenaje a Ellen Church, quién en 1930 se convirtió en la primera auxiliar de vuelo de la historia, una verdadera pionera de la profesión.

Desde entonces, los auxiliares de vuelo son una parte vital, no solo desde el lado del servicio y comodidad de los pasajeros sino en su rol más importante como los encargados de garantizar la seguridad a bordo. Al contar con tan importante y diverso equipo en Argentina, American Airlines se suma a las celebraciones para reconocer y valorar el trabajo de cada uno de ellos en esta fecha.

“A diferencia de otros años, este año quisimos extender una semana las celebraciones para que todos nuestros auxiliares de vuelo que pasaran por el aeropuerto recibieran una muestra de cariño y gratitud desde la aerolínea por su dedicación y compromiso en cada vuelo”, explicó Belén Fucaraccio, gerente de la base de auxiliares de vuelo en Buenos Aires. “Tanto los auxiliares recién contratados como los auxiliares que nos acompañan hace varias décadas, son la cara visible de la excelencia y la calidad de servicio que nos esforzamos por ofrecer en cada vuelo”.

El equipo celebró con regalos para cada tripulante y rifas de premios, entre otras actividades. Cómo novedad, se llevó a cabo un concurso de diseño de remeras donde los tripulantes dejaron volar su creatividad presentando distintos diseños, y el diseño ganador fue estampado en remeras que se entregaron a todo el equipo.

La base de American Airlines en Buenos Aires cuenta con más de 130 auxiliares de vuelo argentinos, y este año se abrió un nuevo proceso de selección donde se presentaron más de 1.500 currículums. A partir de julio se sumarán los 20 elegidos luego de realizar un riguroso entrenamiento de seis semanas en el Flagship University que la aerolínea tiene en Fort Worth.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *