La unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA) repudió a través de un comunicado el desalojo y la “represión salvaje” que sufrieron esta mañana los trabajadores de PepsiCo. Asimismo, expresó su total solidaridad con los empleados de la planta en su lucha por mantener los puestos de trabajo.
El documento firmado por el Secretario General del gremio aeronáutico, Rubén Fernández y el Secretario General  Adjunto, José Leonetti, denuncia que es una “muestra clara de la actitud de este gobierno  para el tratamiento de futuros despidos y conflictos laborales”.
El brutal operativo montado por la policía de la provincia de Buenos Aires para desalojar la fábrica de snacks terminó con trabajadores y manifestantes heridos y detenidos. Las fuerzas avanzaron de manera violenta, con palos y gas pimienta contra los empleados que mantenían una vigilia desde el 20 de junio (cuando la empresa comunicó el cierre de dicha planta) para defender los 600 puestos de trabajo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *