El pasado 4 de octubre la aerolínea presentó en Santiago de Chile su nueva flota A320neo y proyectó una rebaja del 20% en el valor de sus pasajes.  Se trata del primero de los cuatro aviones que recibirá SKY durante el 2018 como primera etapa de su proyecto de renovación de la flota. De esta manera, SKY se convirte en la primera compañía low cost de triple impacto: eficientes, seguras y sostenibles. 

La inauguración del A320neo corresponde al primero de los avión cuatro aviones que recibirá SKY durante este año hasta completar las 21 naves para el año 2021. Se trata de la primera etapa de la renovación de flota impulsada por la compañía y para la cual han invertido un total de US$1.500 millones de dólares.

Con 186 pasajeros a bordo, entre los que se encontraban la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, empresarios, fundaciones y destacadas autoridades de la industria aeronáutica de Chile y Perú, SKY inauguró de manera oficial el primer avión A320neo de su nueva flota, convirtiéndose así en la primera aerolínea low cost de Sudamérica con ese tipo de aeronaves y con los aviones más modernos.

La llegada de los nuevos aviones marca un hito en la historia de SKY, ya que nos convierte en la primera aerolínea low cost con aeronaves de triple impacto: eficientes, seguras y sostenibles”, afirmó el CEO de la compañía, Holger Paulmann.

Los A320neo se destacan por incluir motores de nueva generación y “sharklets” en sus alas, los que juntos ahorran hasta un 15% de combustible. Además, la cabina está configurada con 186 asientos disponibles, permitiendo transportar un 21% más de pasajeros en comparación a la flota actual y proyectar una rebaja del 20% en el valor de los pasajes.

Los motores de los nuevos aviones -“LEAP-1A”- están calificados por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), como uno de los más confiables del mundo; aspecto que se suma a las certificaciones de seguridad operacional que ha recibido SKY por parte de organismos internacionales.

“Los nuevos aviones no sólo representan un importante crecimiento para la compañía, sino que también un impacto positivo para el medio ambiente, ya que cada avión disminuye en un 30% las emisiones de CO2; reduce en 50% los NOx; y mitiga en un 50% la contaminación acústica”, concluó Paulmann.

La inauguración de la nueva flota contempló dos sobrevuelos por Santiago, en los que participaron cerca de 350 pasajeros entre autoridades del gobierno chileno y peruano, miembros de SKY, empresarios, colaboradores, fundaciones y niños que nunca habían volado en avión.

Uno de los sobrevuelos fue comandado por la capitán de SKY, Ana Inostroza, piloto con más de 4.500 horas de vuelo, quien se integró a la compañía cuando la flota de ésta solo estaba conformada por tres aviones.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *