Los gremios APTA/APA/UPSA/APLA/UALA, denuncian que con dicho incumplimiento por parte del Grupo empresario se rompe la armonía laboral-empresarial  que por esta vía crea directa y temerariamente un enfrentamiento gremial.

Por medio de un comunicado oficial los Sindicatos del Frente gremial explican el conflicto y detallan el contexto en el cual se realizó la denuncia, que  es el de las negociaciones con las autoridades de Aerolíneas Argentinas y Austral por la paritaria para el período 2018-2019.

En la reunión que desarrollo el pasado martes 30 de octubre, las empresas informaron que aún no tienen ninguna oferta salarial para dicho período y que de existir una, la misma recién sería implementada a partir de los primeros meses del próximo año.

El Grupo Aerolíneas/Austral, comunico que no iban a cumplir con el Acta Acuerdo Salarial del período anterior, que fuera subscripto en el mes de octubre de 2017 con validez por 12 meses, y que estipulaba una cláusula gatillo, lo que significa que si se excedía el porcentaje de aumento acordado, los haberes se ajustarían automática y mensualmente según el índice de inflación del mes anterior.

El comunicado también detalla que, a la fecha  a las empresas les resta cumplir con el pago de octubre de 2018, que fue actualizado según la inflación del pasado septiembre; de acuerdo a lo establecido en la mencionada Acta Acuerdo y aplicar la correspondiente “cláusula gatillo”. Se trata de un pacto firmado por ambas partes con total libertad y de buena fe por las asociaciones sindicales. Lo pactado es ley y debe ser cumplido fielmente por cada sector.

La intempestiva decisión de la actual administración de Aerolíneas Argentinas y Austral, ahora presidida por el Ingeniero Luis Malvido, en medio de una ardua negociación paritaria, rompe la armonía laboral-empresarial y va directa y temerariamente a crear un enfrentamiento gremial. Destacan los gremios.

 “Ningún ejecutivo idóneo que persiga el progreso de sus empresas haría eso. Sí, una conducción parte de un proyecto político-gubernamental -no empresarial-, que busque confrontar públicamente con los sindicatos porque supuestamente beneficia a ese gobierno, para ganar apoyo social en una campaña electoral.  Sí, una conducción que obra como funcionarios de gobierno -no de las empresas-, y les convenga usar medidas de fuerza que perjudican a decenas de miles de usuarios y los intereses de Aerolíneas Argentinas y Austral, para culpar a los gremialistas de su achique, venta o cierre.”

Una política que alienta el dumping y la competencia salvaje en la venta de pasajes, quitando la banda mínima tarifaria; y que acepta el otorgamiento de grandes subsidios públicos a multinacionales privadas extranjeras, -como por ejemplo el caso Norwegian en Córdoba-, mientras reprueba y cercena otorgamientos empresas estatales; y que al mismo tiempo tolera que una empresa cometa innumerables incidentes y tenga un pésimo servicio, pero se resiste a quitarle las licencias como sucede en el caso de FlyBondi, lo que evidencia un favoritismo gubernamental.

EL GOBIERNO NACIONAL Y LA CONDUCCIÓN DE AEROLÍNEAS ARGENTINAS Y AUSTRAL, HAN ELEGIDO A NUESTROS SINDICATOS PARA DEMONIZARLOS Y CONFRONTAR, AMBICIONANDO OBTENER RÉDITOS POLÍTICOS ELECTORALES. ADEMÁS, DE QUERER USARNOS COMO CHIVOS EXPIATORIOS, PARA OCULTAR UNA POLÍTICA AEROCOMERCIAL CONTRARIA AL TRABAJO Y CAPITAL NACIONAL, Y UNAOMINOSA ADMINISTRACIÓN EMPRESARIAL.

Por lo mencionado los Sindicatos Aeronáuticos Unidos denuncian que llevarán a cabo todas las denuncias administrativas y judiciales que correspondan. Asimismo, considerarán todas las medidas sindicales que sean necesarias para dar una justa solución a este conflicto.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *