La aerolínea finlandesa Finnair hizo punta al anunciar la implementación de esta medida. Pretende utilizar la información para calcular de manera más exacta el uso de combustible

Se impone poco a poco la costumbre de pesar a los pasajeros antes de emprender un viaje en avión. La noticia parece sorprendente pero ante las explicaciones de la compañías, parece que a la mayoría de los pasajeros no les importa que les pesen.

En tanto  Finnair ya anunció que comenzará a pesar a sus pasajeros, no con el objeto de cobrar más según lo que diga la balanza, sino para recopilar datos y calcular el peso total del avión para calcular el consumo de combustible.

Desde noviembre, los clientes de la empresa podrán elegir si quieren o no subirse a la báscula con su equipaje de mano antes de viajar. “Las aerolíneas saben lo que pesa el avión, lo que pesa el equipaje registrado, pero no lo que pesan los pasajeros. Las cargas son diferentes en invierno, por ejemplo, cuando las personas llevan chaquetas y zapatos y otros complementos. También hay una considerable diferencia en el peso del equipaje de mano entre los viajeros de negocios y de placer”, señaló la compañía en un comunicado.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *