Según un trabajo de Turismocity, la respuesta a este interrogante es sencilla: los oriundos de destinos turísticos típicos de estación eligen alejarse un poco de sus paisajes para sumergirse en otros más alejados, exóticos o incluso algunos que tengan un condimento extra como la nieve.

Los grandes centros de esquí se pueden encontrar en el sur de nuestro país o de Chile, tan solo cruzando la Cordillera. O también alejarse unos miles de kilómetros y llegar a los Alpes Suizos o al corazón de Estados Unidos. La nieve se vuelve el protagonista para aquellos que eligen un paisaje totalmente diferente al que habitan a diario.

Los expertos de TurismoCity explican que otro atractivo para quienes desean descansar, irónicamente, son las luces de las grandes ciudades. ¿Por qué? Porque mientras que para los que viven en la metrópoli los ruidos y las luces son una molestia diaria, para otros puede ser un lugar digno de ser visitado y vivido con la intensidad de saber que, en tan solo unos días, se vuelve al silencio del hogar. Nueva York, Madrid, o la mismísima Capital Federal son ciudades muy elegidas.

El centro del viejo continente también acoge ciudades llenas de estilo y encanto como Praga, Budapest o Viena.

Los destinos exóticos también son buscados al momento de vacacionar, es entonces donde África seduce con los encantos Marruecos, los safaris del sur del continente y para quienes quieran conocer una de las 7 maravillas del mundo, Egipto tiene todo por ofrecer.

Hay una gran variedad de destinos para cada gusto y preferencia, lo que se mantiene presente a la hora de elegir es el deseo de alejarse de la rutina.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *