La investigación del siniestro del vuelo de Lion Air que se estrelló en Indonesia indicó que los pilotos intentaron corregir el descenso automático más de 30 veces y que el avión no estaba en condiciones de volar. En su informe preliminar, la agencia indonesia destacó que la compañía aérea debería reforzar sus medidas de seguridad. El documento, publicado un mes después del accidente, no revela todavía las causas del accidente, pero avanza en algunas de las lineas de la investigación. 

Tal como lo anticipó en su momento Aviación en Argentina, la reciente investigación realizada sobre el siniestro de Lion Air ratifica lo mencionado acerca de la precariedad en materia de seguridad operacional con la que opera la compañía. En la nota Tragedia en Indonesia: Lion Air, segundo accidente fatal en 14 años este portal realizó un detallado repaso sobre los distintos accidentes e inconvenientes que tuvo la empresa aérea desde su fundación como low cost en 1999. 

Según indicaron las pesquisas efectuadas, el avión de Lion Air debería haberse quedado en tierra. El accidente fatal de finales de octubre pasado, en el que murieron 189 personas al estrellarse cuando sobrevolaba las islas de Indonesia con destino a Bangka, no estaba en condiciones de volar. Antes de partir, el mismo avión había presentando problemas técnicos, tal como lo manifestó la Comisión Nacional de Seguridad de Transporte:Durante el vuelo de Denpasar a Yakarta”, anterior al del fatal desenlace,”el aparato sufrió un problema técnico, pero el piloto decidió continuar el vuelo” , indicó Nurcahyo Utomo, responsable de la agencia.

El Boeing 737 MAX8 de la low cost indonesia perdió contacto con la base 13 minutos después de su despegue a las 06:20 hs en el aeropuerto local de Yakarta, para ese entonces el conductor ya había solicitado permiso para retornar al aeródromo por un problema técnico. En informe preliminar basado en los datos de vuelo de una de las cajas negras revela que los pilotos intentaron corregir en más de 30 ocasiones el descenso automático del morro del avión, causado por datos erróneos de los sensores, antes de precipitarse contra el mar.

La aeronave de Lion Air se estrelló en el mar de Java el pasado 29 de octubre minutos después de haber despegado de Yakarta. “En nuestra opinión, el avión no estaba en condiciones de volar y no debería haber continuado“, declaró el responsable de la investigación. En este momento, las autoridades indonesias se encuentran investigando los protocolos operativos del flamante avión.

Nurcahyo Utomo indicó en rueda de prensa que “no han encontrado en el manual del modelo menciones al sistema automático que entra en funcionamiento si el avión no lleva la velocidad suficiente para mantenerse en el aire”. “¿Por qué no pusieron la información en el manual, incluida la Administración Federal de Aviación que lo aprobó?“, se preguntó el responsable de la agencia. Aunque también advirtió es que “muy pronto” para determinar si existe la posibilidad de que el funcionamiento del sistema de prevención de pérdida del avión haya contribuido a provocar el accidente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *