Etihad, Emirates, Fly Dubai y Gulf Air suspendieron desde este martes y “hasta nueva orden” sus vuelos de entrada y salida de Doha tras considerar que el estado qatarí apoya al terrorismo. En tanto, Qatar Airways decidió contraatacar y dejar de volar a Arabia Saudita en respuesta a esta medida. Ante la escalada del conflicto, la IATA pidió establecer la conectividad aérea.
La serie de medidas se dio luego de que Arabia Saudita , Emiratos Árabes, Bahrein, Egipto y Yemén decidieran romper relaciones con Qatar por alentar la financiación de extremistas.
El gobierno de ese país negó el apoyo a estos grupos y expresó su consternación por la decisión que tomaron sus vecinos de aislarlo, diciendo que la misma fue “injustificada basada en acusaciones infundadas”. Asimismo, su aerolínea insignia se vio obligada a cambiar las rutas de sus vuelos. Los aviones comenzaron a sobrevolar Irán en lugar de Arabia Saudita y todas las rutas de la compañía con dirección hacia el oeste debieron atravesar el espacio aéreo de Teherán y Turquía.
Los clientes de Qatar Airways que han sido afectados por esta medida pueden optar por una ruta alternativa o la devolución del costo del pasaje.
En tanto, los gobiernos de Arabia Saudita y Bahrein retiraron hoy el permiso de operaciones a la aerolínea y ordenaron el cierre de todas sus oficinas en sus respectivos países en un plazo de 48 horas.
La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por su sigla en inglés), a través de su director Alexandre de Juniac, pidió reestablecer los vuelos “lo màs pronto posible” para no perjudicar a la industria, el comercio y la circulación de personas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *