Un juguete sexual en la valija de un pasajero generó pánico y alarma en el aeropuerto de Berlín-Schönefeld. Sucedió durante la inspección de seguridad.

Ante el sobresalto, los efectivos de seguridad cerraron las puertas del aeropuerto y paralizaron todo. El objeto sospechoso fue interpretado como un arma por el personal de control, generando miedo entre los pasajeros que corrieron asustados.

Sucedió está mañana durante el usual escaner de las valijas, indicó un emisario policial. Inmediatamente los efectivos dieron alarma generando que durante más de una hora la parte implicada del aeropuerto estuviera cerrada.

Tras el momento de tensión, se precedió a la apertura de la maleta y fue entonces cuando los agentes de seguridad descubrieron que se trataba simplemente de un juguete sexual.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *