El Departamento de Aviación Civil de Hong Kong adjudico a Indra un contrato para la prestación de servicios en la realización de las pruebas de vuelo de Sistema de Aumentación Basado en Tierra (GBAS) en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong. Se trata del primer contrato en Asia para su última generación de equipo de tierra de GBAS NORMARC. La compañía elegida cuenta con larga trayectoria en el tema ya que ha trabajado en sistemas de aterrizaje por satélite desde 1997.

El Departamento de Aviación Civil de Hong Kong le adjudico el pasado 8 de octubre un contrato a la filial noruega de Indra en el marco del concurso abierto para la prestación de servicios en la realización de las pruebas de vuelo GBAS en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong. De esta manera, Indra suministrará el equipo de tierra GBAS NORMARC, el procedimiento de vuelo y el análisis ionosférico para una serie de pruebas de vuelo que se llevarán a cabo durante este año.

El Departamento de Aviación Civil de Hong Kong regula las actividades de la aviación civil y es el proveedor de servicios de navegación aérea en el territorio. El Aeropuerto Internacional de Hong Kong está posicionado como el tercer aeropuerto internacional con más tráfico del mundo, sólo en el 2017 pasaron por él más de 72 millones de pasajeros. Las pruebas de vuelo GBAS, en uno de los aeropuertos más importantes del mundo, confirman que la industria ha visto cómo los sistemas de aterrizaje por satélite benefician la capacidad, la eficiencia de costos y el impacto medioambiental de los aeropuertos.

Indra fue la primera empresa en entregar sistemas de aterrizaje por satélite comercialmente operacionales, utilizados en diversos aeropuertos noruegos desde el 2007.  La compañía cuenta con larga trayectoria en el tema ya que ha trabajado en sistemas de aterrizaje por satélite desde 1997. Aunque este es el primero de sus contratos que obtiene en relación con GBAS en Asia.

El GBAS es el futuro de los sistemas de aterrizaje y aporta beneficios en costos, capacidad, seguridad y protección del medio ambiente. Estamos muy satisfechos de ser el primer proveedor de servicios con la adjudicación de un contrato en concurso abierto para este importante proyecto en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong“, explica Linda Lavik, directora de Producto GBAS de Indra en Noruega. 

El GBAS ofrece orientaciones de navegación muy precisas a las aeronaves, lo que permite planeos de aproximación más pronunciados y breves. Con aproximadamente 48 aproximaciones desde un sistema y sin áreas sensibles, se espera que el sistema GBAS sea inicialmente un complemento para los sistemas convencionales de aterrizaje instrumental (ILS), por su resiliencia, eficacia mejorada y flexibilidad operativa. El sistema NORMARC 8100 GBAS es capaz de guiar a las aeronaves con seguridad, incluso en condiciones de escasa visibilidad CAT III. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *