Tras cruzar una tormenta con formación de hielo la aeronave, matrícula N806AW operado por American Airlines, recibió severos daños en la nariz y ambos parabrisas de cabina de pilotos. Se trató del vuelo AA-1897 entre San Antonio (SAT) y Phoenix (PHX), del domingo 3 de junio.

 

Según fuentes aeronáuticas, el Airbus a lo largo de toda la ruta se encontró con un mal clima, pero  a unas 110 millas al noreste de El Paso, Texas, se encontró con el granizo que impacto de lleno en la nariz del A319

A bordo del aparato viajaban 130 pasajeros y cinco tripulantes que no sufrieron heridas y que descendieron del Airbus 319 tras un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto El Paso. Los pasajeros fueron ubicados  en un Boeing 737-800 de la misma aerolínea para completar el vuelo con destino final en al Aeropuerto Internacional Sky Harbor, de Phoenix.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *