Desde el Frente, informaron que continuarán realizando “todas las actuaciones administrativas, judiciales, gremiales y públicas necesarias, denunciando el ilegal e ilegítimo accionar de los funcionarios del Grupo Aerolíneas y Austral y el gobierno nacional.

Hace una semana los Sindicatos Aeronáuticos realizaron reuniones informativas en sus lugares de trabajo por diversos reclamos, demostrando así que la verdadera realidad de la situación dista de manera considerable de aquella denunciada por el Gobierno Nacional.

  • Los funcionarios de Aerolíneas Argentinas y Austral, por orden del Ministro de Transporte Guillermo Dietrich, decidieron no cumplir con el Acuerdo Salarial 2017- 2018, y no les pagaron a los trabajadores los salarios de octubre ajustados por la inflación del mes anterior.
  • Desde las empresas les comunicaron que aún no tenían ninguna oferta salarial para el período 2018-2019; y, que cuando la tuvieran, regiría a partir de los primeros meses del año 2019, sin definirles a partir de qué mes sería. Es decir, que congelarían al menos durante tres meses los salarios de los trabajadores.
  • Finalmente,les informaron que los fondos para mantener en funcionamiento a las empresas alcanzaban solamente hasta el mes de abril de 2019.
  • Las autoridades empresariales dieron con dichos anuncios por finalizado el diálogo y la negociación paritaria actual de los gremios aeronáuticos. (APLA/UALA/APA/UPSA/APTA),

Tal como manifestaron en su momento, desde el Frente Gremial Aeronáutico, dichas reuniones informativas podrían haberse acortado de manera significativa en su duración“si la Empresa y el Ministerio de Trabajo hubieran tenido la voluntad de retomar el diálogo y las negociaciones, tal cual sucedió en ocasiones anteriores. Pero no lo hicieron.”

“En este caso, eligen de enemigo al sindicalismo aeronáutico, forzando un enfrentamiento sindical-empresarial/gubernamental, que haga aparecer a los gremialistas como los causantes de los serios problemas de Aerolíneas Argentinas y Austral, para así eximirse de sus culpas y capitalizar un hipotético apoyo social”

Desde el sector explicaron que las medidas adoptadas están justificadas en la defensa  legítima del poder adquisitivo de sus representados, pero también en la intención de proteger la supervivencia de ambas compañías que se encuentran nuevamente en peligro de continuidad, producto de las políticas aero-comerciales y económicas que el actual gobierno viene implementando y que están arruinando “el capital y el trabajo aeronáutico Argentino, público y privado, en favor del capitalismo y las empresas aéreas extranjeras, en especial las LowCost como Norwegian y Flybondi”.

Ambas compañías aéreas compiten de manera desleal con el mercado nacional a partir de los subsidios  que reciben de la provincia de Córdoba -que paga el Estado nacional- para luego vender sus pasajes a precios de dumping o a bajos costos con la intención de eliminar a las compañías aerocomerciales nacionales. “Subsidios públicos a extranjeros, que el Presidente Mauricio Macri niega diciendo que solo Aerolíneas los recibe”.

“Demonizar a Aerolíneas Argentinas es la obsesión del Ing. Macri desde su campaña presidencial. Y ciertamente también es el chivo expiatorio que eligió, para justificar el fracaso y los pésimos resultados de la política económica y social de su gobierno”.

Durante las reuniones informativas y los días posteriores a las mismas, el presidente del grupo empresarial, Luis Malvido, y el Director de Asuntos Corporativos y Comunicaciones, Marcelo Cantón, repitieron en sus declaraciones ante los  medios que buscaban el diálogo y que las negociaciones continuarían. También lo hizo el mismo Presidente cuando exhortó a los sindicalistas a que “se sentaran a dialogar” con la Empresa.

Desde el Frente Aeronáutico indicaron que dichas acciones fueron “puras falsedades políticas y corporativas, que usaron como instrumentos la desinformación y el ocultamiento de la verdad/realidad en un decadente “Juego para la Tribuna”. Pero que la realidad indica lo contrario, puesto que hasta la fecha los Aeronáuticos no han sido convocados para negociar paritarias ni el pago de la cláusula gatillo adeudado desde el mes de septiembre pasado.

“Los Sindicatos Aeronáuticos Unidos (APLA/UALA/APA/UPSA/APTA), expresamos nuestras más sinceras disculpas a todos los usuarios que fueron afectados durante las reuniones informativas realizadas el 8 de noviembre pasado, y vaya nuestro profundo agradecimiento por todas las muestras de comprensión y solidaridad recibidas en esa oportunidad por parte de los pasajeros de Aerolíneas Argentinas y Austral. Su fidelidad ha sido y es indispensable en nuestra lucha por impedir que desaparezcan”.

Desde el Frente Gremial Aeronáutico informaron que continuarán realizando “todas las actuaciones administrativas, judiciales, gremiales y públicas necesarias, denunciando el ilegal e ilegítimo accionar de los funcionarios del Grupo Aerolíneas y Austral y el gobierno nacional, tratando de no afectar o afectando lo mínimo posible al público usuario”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *