Los vuelos de la primera low cost de argentina sufrieron demoras durante el lunes 18 de febrero en su base de Palomar. Jujuy, Tucumán, Córdaba, Iguazú, fueron los destinos afectados. La empresa que pierde unos tres millones de dólares mensuales, a la que se le acondicionó un aeropuerto y recibe subsidios indirectos de distintas provincias, aún con nuevo CEO mantiene viejas prácticas.

Mientras es casi un hecho que Flybondi iniciara nuevos vuelos regionales a Brasil, la llegada de su nuevo CEO Sebastián Pereira -ex LATAM-, al menos por ahora, no modifico la precaria e ineficiente operación que se traduce en demoras evitables donde las victimas terminan siendo los usuarios y los trabajadores de FB.

Problemas técnicos, según fuentes aeronáuticas, durante este lunes provocaron las demoras tanto en las partidas como en los arribos programados por FB. Las similares ineficiencias sucedidas durante el pasado 14 de febrero, confirman tristemente, que las demoras de hoy no son un hecho aislado. Ver esas demoras en este link https://twitter.com/diego_domi/status/1096107451437539328

El desafío que enfrenta Sebastián Pereira, CEO de flybondi, no es menor. Iniciar el camino para revertir los números negativos de reprogramaciones, cancelaciones e incidentes graves y menores, será un pendiente difícil de subir pero no imposible.

Si bien la empresa ya anuncio y difundió que transportó un millón de pasajeros en su primer año de operación, al menos en la industria y en alguna medida en los usuarios afectados y la sociedad, quedará grabado para el mismo periodo el récord de 853 vuelos con incumplimientos en solo siete meses -cifra única en el mundo- y los cientos o miles de pasajeros tirados por primera vez.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *