Multiplicar es la tarea. Dice en su letra una de las canciones populares que se hiciera famosa en la voz de Juan Carlos Baglieto. Para la primer lowcost del país la regla es multiplicar incumplimientos e irregularidades.

Sucedió una vez más y ahora en el aeropuerto de Neuquén. Tras conocerse numerosas cancelaciones y reprogramaciones en los vuelos desde Palomar para este mes de marzo, que dejaron si poder volar a cientos de usuarios, Flybondi durante el martes pasado en su vuelo a Neuquén vivió momentos de incertidumbre por no disponer de un mecánico habilitado que atendiera la aeronave en dicha escala.

Gente vinculada a la empresa o personal de la misma tuvo que salir a buscar un técnico habilitado para poder atender la aeronave en carga de combustible y en la inspección transito que habitualmente se realiza en cada escala.

Tras solicitar un técnico habilitado en las instalaciones de cada una de las empresas aéreas que operan en Neuquén y frente a la negativa recibida en todos los cosas, el buscador de FB consiguió gente en un taller aeronáutico del cual no trascendió el nombre.

Si bien no está confirmado, fuentes consultadas aseguran que ninguna de las personas que se ven en las imágenes realizando la carga de combustible, estarían habilitadas para realizar la tarea en los Boeing 737-800 NG, aeronave que utiliza Flybondi

De ser así, la gravedad de la operación radica en que la impericia y la falta de preparación específica atenta directamente contra la seguridad operacional, más aun tratándose de aeronaves que en solo un mes y medio de uso han tenido problemas técnicos recurrentes.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *