Emirates Group presentó su Informe Anual 2017-2018 y publicó que, durante ese período, obtuvo un beneficio de US$ 762 millones. Esto representa una mejora del 124% respecto del año anterior.

Debido a los bonos emitidos en marzo y al fuerte incremento de ventas por Semana Santa a fines de marzo, los ingresos del Grupo se situaron en US$ 27,9 mil millones. Esto supone un crecimiento del 8%  respecto a los resultados del año pasado, mientras que el saldo de caja del grupo mejoró un 33%  hasta alcanzar los US$ 6,9 mil millones. En línea con el beneficio global, el grupo ha declarado un dividendo de US$ 545 millones a la Corporación de Inversiones de Dubái (ICD).

El Informe también manifiesta que Emirates transportó 58,5 millones de pasajeros, una cifra récord que representa un 4% más que en el período anterior. Asimismo, alcanzó un factor de ocupación del 77,5% que la empresa atribuye a “una gestión exitosa de la capacidad en respuesta a la incertidumbre política y la fuerte competencia en muchos mercados, a pesar del aumento moderado del 2% en la capacidad medida en Available Seat Kilometres (ASKMs)”.

Los costos totales operativos se incrementaron en un 7%, respecto al ejercicio 2016-2017. El precio medio del combustible para aviones tuvo un aumento del 15% durante este año financiero. Incluyendo un alza del 3%, en línea con el aumento de la capacidad, la factura de combustible de la aerolínea aumentó un 18% respecto al año pasado hasta US$ 6,7 mil millones. El combustible supone ahora el 28% de los costos operativos, comparado con el 25% en 2016-17, y sigue siendo la mayor partida de costos para la aerolínea.

 

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *