La Secretaria de Trabajo extendió la conciliación obligatoria hasta el próximo 15 de enero. Tomas Insausti no asistió a audiencia del lunes pasado donde no hubo avances. La reválida de licencias para pilotos extranjeros impulsada por ANAC es una medida dañina y sin precedentes.

La Asociación de pilotos de líneas aéreas APLA liderada por Pablo Biro informo en un comunicado que el lunes pasado tras concurrir a la audiencia junto a UALA,  pactada con secretaria de trabajo y ANAC,  dentro del marco de la conciliación obligatoria por el conflicto a raíz de los cambios en la reválida de licencias extranjeras de pilotos, no hubo respuesta satisfactoria por parte de ANAC al legitimo reclamo en defensa del trabajo argentino de calidad.

Desde APLA se informó que, con la marcada ausencia del Administrador de la ANAC (Tomás Insausti), los representantes que envío la ANAC se limitaron a rechazar nuevamente cada una de la las propuestas realizadas por APLA y UALA, sin poner sobre la mesa de negociación ninguna propuesta propia.

Sin soluciones a la vista, la Secretaría de Trabajo extendió el último plazo posible de conciliación hasta el día 15 de enero (plazo en el que la aplicación de la Resolución 895/2018 sigue suspendida), fijando fecha de nueva audiencia para el mismo 15/01.

Como parte de la conflictiva coyuntura originada por la ANAC para presionar a los gremios y romper medidas gremiales permitiendo que pilotos extranjeros vuelen casi sin ser controlados en el país, ahora el organismo liderado por Insausti, intenta descomprimir el conflicto por otras vías.

En un comunicado ANAC  informo que los pilotos argentinos ahora tendrán reconocidas sus horas voladas en el exterior y podrán sumar esas horas a su libro de vuelo nacional.

Esta modificación del Art 1 de la Resolución 105 que publica la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) ayer en el Boletín Oficial otorga la posibilidad de reconocimiento de horas voladas en aeronaves de matrícula extranjera a todo el personal aeronáutico de nacionalidad argentina sin excepción.

El reconocimiento de horas voladas en el extranjero que emita la autoridad aeronáutica podrá ser utilizado para acreditar, total o parcialmente, la experiencia de vuelo exigida en la reglamentación vigente para la obtención de una licencia o habilitación adicional o superior.

Tras este cambio en la normativa, los argentinos que volaron en el exterior o desarrollaban su trabajo en el extranjero podrán computar esas horas en el país, situación que hasta ahora no era posible, generando un beneficio para los profesionales aeronáuticos argentinos que quieran volver a desarrollar su trabajo en el país al darles la posibilidad de ser reconocida su experiencia de vuelo hecha en otros países y que estén debidamente certificadas por la autoridad aeronáutica correspondiente, dándole así un aval al total de su experiencia profesional.

Resumiendo… el conflicto continúa

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *