Así lo hizo un pasajero identificado como Ryan Carney Williams en el aeropuerto de Keflavík, en Islandia, cuando intentaba viajar a Londres en un vuelo de British Airways.

Williams reportó el incidente en una serie de videos publicados en su cuenta de Twitter y afirmó que no le fue permitido abordar porque llevaba demasiada ropa.Según el portal Iceland Monitor, el hombre llevaba puesto 8 pantalones y 10 camisetas. En las grabaciones también se ve que tiene puestas al menos dos chaquetas y tres sacos amarrados a su cuello.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *