Los precios de las tarifas aéreas en Brasil podrían dispararse como consecuencia de la suba en el valor del combustible de aviación, que alcanzó su mayor nivel desde 2002, según advirtió el pasado martes el diario digital Brasil 247.

Para finales de agosto último, el litro de combustible llegó a costar 3,30 reales, lo que representa unos 80 centavos de dólar, según los datos publicados por la Asociación Brasileña de Empresas Aéreas (Abear).

A partir de los cálculos del sector, el pasado año las compañías aéreas tuvieron un gasto extra con el combustible que ascendió a los mil 300 millones de reales (más de 315 millones de dólares a la tasa de cambio actual), lo que representa más de un tercio del costo de los pasajes depende precisamente del valor del combustible aeronáutico.

De ahí que las empresas estén asegurando los reajustes para no comprometer la recuperación de la demanda en un ramo que está, además, sujeto a la tasa de cambio de la moneda americana, en alza constante durante las últimas semanas ante la inseguridad generada por la cercanía de las elecciones presidenciales.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *