De acuerdo a las bases del acuerdo anunciado, Boeing tendrá un 80% de participación en la nueva empresa, que se creará de la escisión del sector de aviación comercial de Embraer. El ministro de Defensa, Joaquim Silva e Luna, dijo que la venta de Embraer “es una decisión para después de las elecciones para no influenciar el proceso”.

El gobierno brasileño anunció que aprobará este año, tras las elecciones, la venta del área de aviación comercial de Embraer a la estadounidense Boeing. El motivo por el cual la transacción se realizará pasados los comicios es para evitar que el hecho pueda influir en la campaña electoral.

El ejecutivo busca mantener las bases del acuerdo anunciado, según el cual Boeing tendrá un 80% de la nueva compañía, por lo que deberá pagar unos US$3.800 millones, mientras que el 20% restante quedará en manos de Embraer, que mantendrá bajo su control todas las actividades de aviación ejecutiva y productos militares.

El ministro de Defensa, Joaquim Silva e Luna, dijo que la venta de Embraer “es una decisión para después de las elecciones. Esto puede influenciar el proceso electoral. Es un negocio entre empresas privadas que está en marcha, y nada fue entorpecido en este camino”.

Para Silva e Luna, el gobierno federal ve con buenos ojos la operación, porque es una forma de mantener una Embraer fuerte en un mercado de la aviación cada vez más competitivo y demandante de recursos.Según él, “para quedar fuera de la campaña electoral, Temer prefiere recibir el tema de Embraer después de las elecciones, para decidirse por una posición este mismo año. La negociación está muy clara y únicamente hace falta estar de acuerdo”.

La primera vuelta de las elecciones brasileñas está prevista para el domingo 7 de octubre, y la segunda, si es necesario, sería el día 28 del mismo mes.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *