En el marco de la audiencia pública convocada por la Justicia con el fin de analizar las obras de modernización en el aeropuerto de El Palomar, Tomás Insausti (ANAC), consultado por este medio, negó que exista una limitación en la pista que impida operaciones de las aeronaves los días de lluvia: “No hay un tema con la pista”.

A pesar de que dicho aeropuerto no cuenta con el ranurado aliviador del agua que sí poseen Aeroparque y Ezeiza, Insausti  aseguró: “Tanto el coeficiente de fricción, como la evaluación de drenajes y el trabajo que hicimos en la pista están bien”. Pero lo cierto es que cada vez que llueve las aeronaves de Flybondi  que no son de última generación, no aterrizan en Palmar.

El ministro de Trabajo, Guillermo Dietrich, inauguró la extensa lista de expositores apenas pasadas las nueve de la mañana del miércoles en la Biblioteca Popular “Juan Manuel Giuffra” en Morón. “Estamos haciendo la revolución de los aviones”, sostuvo el funcionario. Destacó que la inauguración del aeropuerto comercial traería progreso a la zona. “Vamos a tener turistas cuya puerta de ingreso al país no va a ser Ezeiza ni Aeroparque, sino El Palomar. Muchos de ellos se quedarán a dormir en un hotel acá y podrán viajar en el tren”, dijo el ministro. Asimismo, señaló que “en muchos casos viajar en avión cuesta mucho menos que viajar en auto y es mucho más seguro”. Este comentario le valió risas y abucheos de buena parte de los concurrentes. “¡Mentiroso!”, le gritaron varios.

Por su parte, Agustín Rodríguez Grellet, presidente de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), se encargó de explicar las obras realizadas por la entidad en El Palomar. “Nosotros nos abocamos a poner en valor las instalaciones, los equipos que posee el aeródromo. Para esto estamos desarrollando un plan de inversión que incluye la adquisición de equipos como los boy switching, frecuencias de VHF, un ILS completamente nuevo, más allá de todos los sistemas de meteorología”, le contó Rodríguez Grellet a este medio y agregó: “Por otro lado, nos abocamos a capacitar y a darle entrenamiento intensivo a los controladores que estaban desplegados en este aeródromo para poder entrenarlos en los procesos que hoy EANA ya tiene desarrollados y que está aplicando en el resto del país”.

Durante la audiencia, los gritos, silbidos y chanzas fueron moneda común. Aquellos que interrumpían a los expositores recibían insultos por parte de otros asistentes. Cuando fue el turno de Ramiro Tagliaferro, intendente de Morón, hubo golpes y forcejeos entre personas del público. Hernán Sabbatella, concejal kirchnerista de la localidad bonaerense, acusó a una patota de Tagliaferro de haberlo agredido físicamente a él y a sus colaboradores.

Grupos de vecinos de Tres de Febrero, Hurlingham y Morón se manifestaron en contra del aeropuerto de El Palomar. La agrupación “Stop Flybondi”, representada por el Dr. Lucas Marisi, no expuso en la audiencia. Por otro lado, Guillermo Iracheta, abogado de “Isla Verde”, estuvo entre los disertantes para puntualizar el impacto ambiental negativo que tendría la instalación de un aeropuerto comercial en la zona. “Todos estos cambios siempre generan algún tipo de resistencia, pero en el corto plazo los beneficios de estas medidas son claros y notorios para la sociedad”, opinó Rodríguez Grellet.

Actualmente, las obras en El Palomar están frenadas por una medida cautelar impuesta por la jueza Martina Forns. Recientemente, la magistrada se excusó y la causa pasó a estar en manos de Adrián González Charvay, juez federal de Campana.

Según información del Ministerio de Transporte, la audiencia duró doce horas y tuvo un total de 95 oradores: 64 se manifestaron a favor de la instalación del aeropuerto (entre los que se encontraban representantes de diversas provincias como Jujuy y Tierra del Fuego) y 31 en contra.

Esta audiencia pública, a pesar de ser una instancia no vinculante, permitió la visibilización de distintas perspectivas respecto al aeropuerto de El Palomar. Mientras que desde el Gobierno destacan las ventajas económicas, entre otras, que genera y generará la actividad aeronáutica en la zona, las agrupaciones vecinales se manifestaron preocupadas por la seguridad y el impacto ambiental. Parece difícil que estos puntos de vista puedan conciliarse.

Por Ludmila Ferrer

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *