El viernes 4 de abril, llegó a Ezeiza el vuelo AC094 de Air Canada y así inauguró sus vuelos sin escalas entre Toronto y Buenos Aires. El Boeing 787-9 Dreamliner, que permite reducir el tiempo de viaje entre ambas ciudades en 3 horas 20 minutos, fue recibido con el tradicional bautismo de agua.

De la ceremonia también participaron Tomás Insausti, Administrador Nacional de Aviación Civil; Sebastián Slobayen, Secretario de Coordinación e Inversiones Turísticas; Robert Fry, embajador de Canadá en Argentina, autoridades aeroportuarias y directivos de Air Canada. “Es probable que para el mes de octubre o noviembre, si el vuelo resulta como esperamos, sumemos nuevas frecuencias”, afirmó Ignacio Ferrer, gerente para Argentina y Uruguay de la firma canadiense. Por el momento, los vuelos tendrán tres frecuencias semanales.

Los Boeing 787-9 Dreamliner de Air Canada están configurados con tres cabinas que ofrecen asientos ergonómicos y servicio personalizados de entretenimiento a bordo. La International Business Class incluye 30 asientos cama que se reclinan hasta 180 grados, en una configuración 1-2-1. La Premium Economy cuenta con 20 asientos en una configuración 2-3-2, con asientos más amplios, un mejorado servicio de comidas, servicio de bar complementario y de check in y embarque prioritario. Por su parte, la cabina Economy cuenta con 247 asientos en una configuración 3-3-3 y posee un sistema de entretenimiento personal táctil, con pantallas de 9 pulgadas, un puerto USB y un toma corriente universal disponible en los apoyabrazos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *